miércoles, 19 de septiembre de 2012

ACTITUD ENUNCIATIVA (O DE ENUNCIACIÓN LÍRICA)


Es la actitud con que el hablante lírico muestra su subjetividad a través de la descripción del   paisaje, de personas, de animales o de la narración de hechos. Emplea, sobre todo, la tercera persona gramatical (pronombres: él, ella, lo, ellos, ellas, los, se). Corresponde a la función  referencial o representativa del lenguaje. El yo está frente a un ello, frente a un ente, lo capta y lo expresa. Uso de la descripción.

Ejemplo 1:

“Uno le dice a Cero que la nada existe
 Cero replica que Uno tampoco existe. Porque el amor nos da la misma naturaleza

Cero más Uno somos  Dos le dice
Y se van por el pizarrón tomados de la mano

Dos se besan debajo de los pupitres
Dos son uno cerca del borrador agazapado
Y Uno es Cero mi vida

Detrás de todo gran amor la nada acecha.


Óscar Hann. Escrito con tiza



Ejemplo 2: 

“Como en juegos los niños bajan a picotear las horas hasta deshojarlas y ponerlas a arder como si nada en el resuello del cielo, porque los niños no saben que juegan con fuego y que hasta las palabras de la creación son puro humo.

Pero los relojes no hallan qué hacer con sus ventanas rotas por donde las estaciones manan a gritos huyendo a manos llenas entre la ornitología sobresaltada de los infantes a todo color.

Y como en juegos salvajes las horas bajan a picotear el rostro abierto de lo niños asustados que hacen lo posible por escapar, hacerse humo, tomar las de villadiego internándose edad adentro a la velocidad más que astuta de los años.”

Jorge Naranjo, Ornitologías.


Volver

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta bueno pero, es muy largo el Ej.

Anónimo dijo...

:)

Francisca Bravo dijo...

hermozoo ejemploo *-*